Argus-a Vol. VII Edición N° 26 / Diciembre 2017 - Febrero 2018 / ISSN 1853-9904 / Index: MLA y Latindex / California - U.S.A. / Bs. As.- Argentina
Trabajo Destacado en el rubro Revistas Premio Teatro del Mundo
Dr. Gustavo Geirola - Director de Argus-a
Vol. VII Edición N° 26

Habiendo sido reconocidos como Trabajo Destacado en el rubro Revistas Premio Teatro del Mundo XXª Edición, otorgado anualmente por el Centro Cultural Rector Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires, y con enorme agradecimiento a sus organizadores, en especial al Dr. Jorge Dubatti, queremos orgullosamente celebrar y compartir dicho reconocimiento con todos los lectores de Argus-a Artes y Humanidades / Arts & Humanities, y todos aquellos quienes, desde 2011, en el inicio de este proyecto filantrópico, confiaron en nosotros y nos enviaron sus contribuciones, sean manuscritos de libros o ensayos académicos, ponencias, entrevistas, reseñas de libros, films, teatro y hasta investigación de pregrado. Nuestro agradecimiento, después de estos seis años de intenso trabajo y crecimiento, se extiende a los que conforman el Consejo Editorial, entre quienes está nuestra querida Dra. Alicia Poderti, quien tuvo a bien representarnos, el 30 de Noviembre de 2017, en la ceremonia de entrega de premios en el Centro Cultural Rojas de Buenos Aires, con el profesionalismo y la simpatía que la caracterizan.

Mi agradecimiento se despliega con mucho cariño a los pocos que trabajamos en este emprendimiento: en primer lugar, a Mabel Cepeda, sin cuya inteligencia, energía e intensa dedicación, Argus-a, sencillamente, no sería posible; también a quienes desinteresadamente nos ayudaron de modos diversos: a Aída Pierini por el aporte de sus conocimientos en el campo editorial, a Lucia Urrea y a Vania Paola Bilen por las bellas ilustraciones, a Lizardo Herrera por su consejo y su trabajo con aquellos que están iniciando su carrera de investigación, a Verónica Sentis, quien en Valparaíso, me sembró la idea de este proyecto que, más tarde terminó de cuajar –como una maravillosa quijotada más en mi vida— en una cafetería de Buenos Aires, si mal no recuerdo, llamada Sálvame María, curioso nombre y curiosa casualidad que contextualizaban en aquel momento el ruego personal frente a lo que sospechaba ser un riesgo inusitado. Luego hubo reuniones con algunos asesores y, entre los ya mencionados, quiero agregar a la contadora Julia González. Hago extensivo también mi agradecimiento a los innumerables evaluadores anónimos que, con gran gentileza y generosidad, han leído y realizado recomendaciones durante todos estos años, dedicándonos su precioso tiempo sin compensación alguna.

Desde esos tímidos, pero sin duda valientes inicios, hemos crecido mucho gracias al aporte siempre lúcido del Ing. Bernardo Grinberg y su equipo de técnicos que, con enorme paciencia, se hizo de un tiempo entre sus tareas profesionales, para escuchar nuestras demandas, a veces incomprensibles, en el diseño digital de una publicación académica que, como muchos ya saben, hemos renovado recientemente para ajustarnos a las nuevas tecnologías que el crecimiento del proyecto nos impuso.

Contamos hoy con un banco de datos que supera las 22 mil direcciones electrónicas de todos los continentes, con acceso digital libre para los lectores; desafiando el mercado neoliberal, publicamos en forma gratuita, además de nuestra Revista, libros de los escritores que se han acercado depositando en nosotros su confianza. En todo momento hemos sostenido nuestro compromiso de editar, además de hacerlo en forma digital, libros impresos que se distribuyen en las redes internacionales como Amazon y similares, y cuyos autores quedan en posesión de sus derechos y en libertad de publicar sus materiales en cualquier otro sitio cuando lo estimen conveniente. Cuando ha sido posible, hemos hecho el esfuerzo de organizar paneles y hacer presentaciones en ferias internacionales, como la Feria Internacional del Libro de Guadalajara en México.

Por todo ello, quienes trabajamos en Argus-a nos sentimos más que recompensados y, con este reconocimiento, renovamos nuestras energías para continuar en esta maravillosa tarea que, en lo personal, me nutre de tantas ideas –como la de brindar una sección especializada al Teatro Latinoamericano— y temas que los autores acercan a mi mesa de trabajo, los cuales, directa o indirectamente, siempre impactan en mi propia escritura.

Bienvenido, pues, este reconocimiento de mi siempre querida Universidad de Buenos Aires.

                  Dr. Gustavo Geirola                         

 

 

  • Compartir: